Terra incògnita

Terra Incognita surge del descubrimiento de una tierra, explorada por aquel que quiere ser observador y observado al mismo tiempo. Es un viaje a lo desconocido, hacia un espacio que se halla lejos de la cotidianidad, que nos interroga y se nos muestra a la vez cómplice y distante. Traza un mapa simbólico en el que emergen la memoria y la magia del lugar. En ese juego con la naturaleza, la mirada, personal y subjetiva, desvela imágenes extrañas, oníricas, casi imposibles.

Leer más

Ese mundo visible pero a la vez impalpable nos permite el intercambio: lo real y lo imaginario tienden a seducirse uno al otro, pero sin agotar en ningún caso lo visto por nuestra incapacidad para retener todo lo ocurrido en el paisaje.

Terra Incognita pone en imágenes experiencias que son como una revelación nacida de sensaciones para invitarnos a seguir mirando paisajes transitorios, cambiantes e intangibles, pero no menos reales, porque están ahí, en el exterior, aunque solo cogen forma fugaz en nuestra mirada.

La serie Terra Incognita ha sido realizada en el transcurso de una residencia de artista en el Aparté, lieu d’art contemporain en la Bretaña francesa.