Fotografías de lo invisible

Lo visible construye la forma, lo invisible le otorga valor. Tao Te King

Fotografías de lo invisible se mueve en el límite entre el mundo concreto y el ámbito de lo misterioso. Sus imágenes aluden a lo intangible, a esa dimensión de la existencia que está más allá de lo visible, de lo aparente, inaprensible por el pensamiento. Busca sintonizar con el silencio, con el misterio oculto tras la capa superficial de la realidad, tras el ruido que cubre las cosas.

Leer mas

Sus imágenes, vaciadas, despojadas de referencias a lo ‘real’, a ese ‘mundo exterior’ que creemos conocer y poder nombrar, nos muestran un mundo opaco, de apariencia incierta, un mundo por conocer, por significar, abierto a infinitas interpretaciones. Imágenes, que a modo de presencias, quietas, silenciosas, contienen, por debajo de su forma externa, sólida e inmóvil, un campo de energía que les confiere dinamismo, movimiento. Formas que aluden a lo orgánico, a ese todo indivisible que es el Universo, en el que todo está interconectado y nada existe de manera aislada. Formas esenciales, que abrazan lo abstracto, lo simbólico, que nos hablan de la transitoriedad, de la impermanencia de todas las formas, y a la vez, de lo permanente, de lo eterno.

La mirada, sin apenas puntos de apoyo donde sostenerse, se vuelca sobre sí misma, buscando una percepción más intuitiva, menos mediatizada por la palabra. Una percepción quieta y atenta que nos lleva, en último término, a hacernos más conscientes de nuestra propia presencia.

Fotografías de lo invisible nos confronta con la opacidad de las apariencias, y al mismo tiempo con la naturaleza ambigua, opaca, elusiva de la fotografía, y la relación frágil, precaria que mantiene con lo real, cuestionando, así, no solo la transparencia y literalidad de la apariencia del mundo, si no también la de la propia fotografía.