Desde la Isla Cuántica

La Isla del Sol se encuentra en Bolivia, a orillas del lago Titicaca, a 3800 metros de altitud. Antiguo lugar sagrado, las leyendas dicen que de aquí salieron Manco Capac y Mamma Occlio para fundar la ciudad de Cusco y el Imperio Inca. A dos horas y media en barco de la ciudad más cercana, se ha mantenido relativamente aislada durante mucho tiempo, hasta la entrada del turismo y las lanchas a motor no hace muchos años. Habitada por tres comunidades aymaras, en ella hoy se mantienen ritos ancestrales, sacrificios de llamas y ceremonias nocturnas en lo alto de las montañas. Es un lugar mágico donde las águilas predicen el destino de las personas, anuncian la muerte. Mujeres voladoras, luces que entran en el lago, oro que aparece y desaparece, almas que atacan por la noche, una ciudad hundida. Un lugar donde el hombre vive en armonía con la tierra (y el lago).