Fotofever París 2017

  • Del 9 al 12 de Nov de 2017

Tras el éxito en la participación de la edición anterior en Fotofever París, este año hemos apostado por un proyecto más completo donde, a través de la obra de cuatro artistas, dos más que el año pasado, se explora sus diferentes miradas sobre la naturaleza.

 Aida Pascual, nombrada artista revelación en la anterior edición, repite con obras inéditas de su serie Arcadia. Arcadia es un lugar imaginario, creado y descrito por numerosos poetas y artistas. Hace referencia a un territorio utópico en el que el hombre vive en comunión con la naturaleza. Un modo de vida natural y paradisiaco, no corrompido por la civilización. Es una reflexión sobre la supremacía del orden natural por encima de la voluntad humana, el diálogo del individuo con la inconmensurabilidad del todo. Son unos espacios íntimos de soledad y silencio en los que se proyectan los sentimientos del personaje que aparece en la fotografía, siendo siempre el paisaje el verdadero protagonista. La imagen resultante es el reflejo del alma del personaje.

Dani Garcia Sarabia, en esta ocasión, opta por un estilo más documental en su nuevo proyecto Oro negro que se presenta en primicia en París. La constante lucha entre la riqueza natural y el florecimiento de la economía en un país como Andorra es fácilmente reconocible, aunque más del 80% del territorio es considerado parque natural, éste tiene que convivir con el 20% restante y un flujo elevado de turistas que cada año va incrementando. La necesidad de nuevas infraestructuras y edificios hacen peligrar continuamente este precario equilibrio.

El proyecto está enfocado a través del motor, Andorra se caracteriza por ser un punto neurálgico de esta afición, siendo el país con más gasolineras por metro cuadrado de Europa y con los precios más bajos del combustible hacen de la gasolina su “oro negro” y del Principado su particular paraíso.

En The Muses, Irene Cruz con un marcado carácter performativo busca homenajear a aquellas mujeres que la han acompañado en su vida y que, de alguna forma, han ejercido de musas para ella. Son ellas mismas las que eligen las flores que, posteriormente, Irene tejerá y colocará para resaltar sus zonas del cuerpo favoritas. De esta forma y fuera del papel habitual de la musa tradicional, ellas adquieren un papel activo dentro de la narración de cada una de las obras bajo la atenta mirada de Irene Cruz, que es capaz de captar y transmitir la esencia de esa relación íntima que se hilvana entre el artista y la fuente de su inspiración.

El fotógrafo y músico Alex Llovet presenta Faraway So Close, el diario de un viaje que empieza con el nacimiento de su primera hija. “En septiembre de 2009 me convierto en padre. De la noche a la mañana, y sin tener ni idea de lo que ello iba a significar, veo como mi mujer trae al mundo a nuestra primera hija. Un amor profundo hacia aquel pequeño ser inunda poco a poco mi vida. Pero cuanto más intensa es la luz, más oscuras son las sombras que ésta proyecta, y la paternidad me devuelve con fuerza a episodios oscuros de mi propia infancia. Y es que no se puede ser padre sin volver a ser hijo, por lo que cinco años más tarde, trato de cohesionar estos dos roles a través de la fotografía, en busca de mi propia identidad: me adentro en el bosque, a veces solo, a veces con mi hija, porque es allí donde vibran mis recuerdos, y donde resuenan realidades tan lejanas en el tiempo y en el espacio, como cercanas emocionalmente. Y este ejercicio transcurre inevitablemente en la frontera entre la realidad y la ficción (igual que mis imágenes, algunas “encontradas” y otras “escenificadas”), porque la memoria es tan caprichosa como escurridiza y el paso de los años empuja las verdades hacia el olvido y potencia la imaginación.”

FOTOFEVER 2017