11 de febrero - 6 de abril · Dani Garcia Sarabia

Exposición Andorra Landscapes por Dani Garcia Sarabia. Del 11 de febrero al 9 de marzo.

Fechas: 11 de febrero a 6 de abril de 2016
Artista: Dani Garcia Sarabia
Lugar: Fifty Dots Gallery · Milà i Fontanals 59, Barcelona

Hay lugares en el mundo en los que parece que el tiempo se detiene, que las prisas de la civilización se desvanecen y la vista se pierde en la lejanía, hasta el punto en que fijamos la vista en el horizonte y acabamos por perder la noción del tiempo. Nada cambia, todo sigue imperturbable en el transcurso de las horas.

Hay otros lugares donde la vorágine y casi la locura nos atrapa y nos sumerge en un torbellino que gira y gira sin cesar mientras la adrenalina se dispara y buscamos sensaciones que nos hagan vivir con una gran intensidad.

Y hay, finalmente, esos espacios que nos llenan los ojos de productos comerciales que aparecen multicolores y apetecibles con los que saciar nuestras necesidades.

Andorra es un país singular, desconocido por muchos, que condensa en muy poco espacio todo lo citado anteriormente. En apenas unos minutos podemos pasar de calles destinadas al comercio de más alto nivel a sumergirnos en la exuberante naturaleza, o dejarnos arrastrar por la velocidad del descenso por pistas de esquí que se enlazan entre ellas hasta convertirse en uno de los mayores dominios esquiables de Europa. Y todo ello separado por escasos metros y por muy pocos kilómetros. Andorra, en palabras del escritor Joan Barril, es un país vertical. Tan sólo quince minutos a pie y abandonamos el comercio, el ruido, el estrés y el tráfico, para encontrarnos con un camino en plena montaña, donde todo lo anterior se diluye entre las ramas de los árboles. El horizonte desaparece tras las altas montañas, que se alzan como si de una gran muralla se tratara.

Esta curiosa convivencia configura un paisaje único, impredecible si tenemos en cuenta el clima extremo del lugar, con inviernos blancos, primaveras repletas de colores, veranos cálidos y otoños ocres y rojizos. Cada mirada, en cada época, en cada lugar y en cada ocasión, nos ofrece una visión completamente diferente. Nubes bajas cubren nuestra visión de un blanco puro, minutos después estas nubes se abren y dejan paso a un rayo de luz que ilumina, entre la bruma, los tejados mojados de la ciudad que se encuentra más abajo. Cuando llega el invierno y la nieve cubre todo el país, las luces del tráfico cortan el blanco como ríos de lava incandescentes. Nada es nunca igual, todo es siempre diferente, podemos ir de la paz a la vorágine, del verde más intenso al rojo y nunca abandonaremos el mismo paisaje. Es la locura del cambio en el mar de la tranquilidad. La contradicción llevada a su máxima expresión.

He ahí que la fotografía sirve para inmortalizar la quietud del cambio.

Y he ahí como gracias a una serie de fotografías conseguimos plasmar este magnífico espectáculo que entronca naturaleza y civilización.

Dani Garcia Sarabia