Click Here

Just in time

Just in time

César Ordóñez

968,00 €

Disponibilidad: En existencia

Proyecto: Ashimoto (2007 - 2013)

Año: 2007

Formato: 32,5 x 47 cm · Serie de 10 + 2 P/A

Firmada por el autor.

César Ordóñez

César Ordóñez, fotógrafo y vídeo-artista, desarrolla su actividad principalmente entre Barcelona (su ciudad natal) y Tokio (su ciudad laboratorio). Utiliza el lenguaje visual y su universalidad, como herramienta para reflexionar sobre el mundo actual, la belleza de la existencia y su fragilidad. Explorando cómo nuestros pensamientos y actitudes influyen en nuestro entorno, y en el devenir de las sociedades en las que vivimos, y viceversa. Con un estilo vital, íntimo y a menudo introspectivo, sus obras transitan entre lo real y lo metafórico, entre lo vivido y lo soñado.

Su carrera como autor empieza a finales de los 80 en Barcelona, y la retoma plenamente a partir del año 2007 (cuando crea “Ashimoto”, su primer proyecto “tokiota”), después de un paréntesis de más de 15 años, durante los cuales prioriza su actividad como fotógrafo profesional en los campos del retrato, la moda y la publicidad, y la labor asociativa dentro del mundo fotográfico.

Ha expuesto en España, México, Francia, Rusia, Japón, Corea del Sur, China y Perú. Atesora 15 exposiciones individuales y más de 50 colectivas. Desde 2012 ,destaca su participación en Tokyo-Ga.org, un extenso proyecto sobre la capital japonesa, que reune a 100 fotógrafos internacionales. Sus obras forman parte de importantes colecciones de arte como: Fundació Foto Colectania (Barcelona, España), Auer Photo Foundation (Ginebra, Suiza) y Fundación Unicaja (Málaga, España), y diversas colecciones privadas en España, Francia, Rusia y México. Su último libro publicado es Tokyo Blur.



www.cesarordonez.com

Proyecto: Ashimoto (2007 - 2013)
Año: 2007
Formato: 32,5 x 47 cm · Serie de 10 + 2 P/A
Firmada por el autor.


Sigo tus pasos imperfectos, tu belleza frágil, casi quebradiza. Destellos de intimidad en la gran urbe. Alrededor de tus pies...

César Ordóñez


Para designar la realidad, el budismo utiliza la palabra sunya, que significa vacío. También es el nombre que recibe el número cero. El observador llena la realidad, que sin su presencia estaría vacía, de la misma manera que el matemático no puede trabajar sin un número, el cero, que es una especie de antítesis de número. César Ordóñez nos propone un acercamiento a cierta realidad japonesa a partir del término “Ashimoto”, un concepto polisémico que puede hacer referencia al pie, a una parte del mismo, o a una zona indeterminada que se puede traducir como “alrededor del pie”. De la misma manera, las imágenes de Ordóñez tienen muchas connotaciones: insinúan mas de lo que muestran, y muestran justo lo que necesitamos para hacernos una idea de donde vienen y hacia donde van los sujetos fotografiados.

La mujer y Tokio como fuente de inspiración. La metonímia como lenguaje. La asociación de ideas como generadora de nuevos conceptos. Uso de la parte por el todo. Feminidad. Los pies de mujeres japonesas como objeto de deseo, como expresión máxima de sensualidad, y como reclamo sugerente y silencioso de una mirada para nada inocente. César Ordóñez capta un erotismo real y natural. Sereno e íntimo. Auténtico.

En las obras de la serie “Ashimoto”, aparecen pies de mujeres, pies calzados y ornamentados con elegancia y fantasía, sin caer en la exuberancia, que evocan un glamour nada sofisticado y una belleza tierna y misteriosa, próxima e inaccesible al mismo tiempo. Hay fotografías robadas, pero también muchas de consentidas. La autenticidad se impone: cada pie tiene el valor que tiene también por sus imperfecciones. Una interesantísima propuesta que va más allá de lo estético, jugando con nuestra mirada, nuestra mente e, incluso, con nuestros sentidos, desde el mismo título hasta la última fotografía


CÉSAR ORDÓÑEZ O LA FORMA QUE SE INTUYE

Para designar la realidad, el budismo utiliza la palabra sunya, que significa vacío. También es el nombre que recibe el número cero. El observador llena la realidad, que sin su presencia estaría vacía, de la misma manera que el matemático no puede trabajar sin un número, el cero, que es una especie de antítesis de número. El fotógrafo César Ordóñez nos propone un acercamiento a la realidad japonesa a partir del término ashimoto, que podríamos traducir como la parte de un pie de una mujer que se intuye a través del pliegue de un kimono. Pero de hecho ashimoto es un concepto polisémico que también puede hacer referencia al pie, o a una parte del pie. De la misma manera, las imágenes que nos muestra este artista tienen muchas connotaciones: insinúan mas de lo que muestran, y muestran justo lo que necesitamos para hacernos una idea de donde vienen y hacia donde van los sujetos fotografiados.

Partiendo del concepto de fotografía robada y después de un minucioso trabajo en Japón a lo largo de los últimos años, César Ordóñez consigue diferentes cosas. Primero, plasmar un estilo claro y diferenciable, y segundo, tener un discurso propio que nos dice alguna cosa nueva y que, en definitiva, nos explica una historia. Estamos acostumbrados a los fotógrafos que consiguen un estilo propio y, de hecho, este es uno de los objetivos que persiguen la mayoría de las escuelas de fotografía. Lamentablemente el estilo propio, como objetivo final y único, no deja de ser una especie de sunya, de vacío, que sólo el artista puede llenar con un discurso creativo.

Màrius Domingo

BONART nº 104 | JUNIO 2008


SENSUALIDADES

La sensualidad no se puede maquinar, y de aquí que el bombardeo de imágenes publicitarias que nos persigue diariamente nos deja cada vez mas indiferentes. El fotógrafo César Ordóñez viajó a Tokio con la ilusión de captar un erotismo real y natural. Sereno e íntimo. Auténtico. La serie de fotografías en blanco y negro y en color, que expone en Barcelona, son como una caja de píldoras de sensualidades. En las imágenes aparecen pies de mujeres, pies calzados y ornamentados con elegancia y fantasía, sin caer en la exuberancia, que evocan un glamour nada sofisticado y una belleza tierna y misteriosa, próxima e inaccesible al mismo tiempo. Hay fotografías robadas, pero también muchas de consentidas. La autenticidad se impone: cada pie tiene el valor que tiene también por sus imperfecciones.

María Palau

PRESÈNCIA (EL PUNT) | 30,03,2008


“ASHIMOTO” de César Ordóñez

La mujer como fuente de inspiración. La metonímia como lenguaje. La asociación de ideas como generadora de nuevos conceptos. A priori, parece que podemos hablar de cualquier artista, de cualquier exposición. Nada más lejos de la realidad. Feminidad, uso de la parte por el todo, y expresión máxima de voyeurismo turista en un país lejano. Estas son las armas del artista y fotógrafo catalán César Ordóñez en la exposición Ashimoto. Los pies de la mujer como objeto de deseo, como expresión máxima de sensualidad, y como reclamo sugerente y silencioso de una mirada para nada inocente. Una interesantísima propuesta que va más allá de lo estético, jugando con nuestra mirada, nuestra mente e, incluso, con nuestros sentidos, desde el mismo título hasta la última fotografía.

Noelia Aparicio

LECOOL MAGAZINE | 06,03,2008

Todos los ejemplares están impresos en papel estucado de calidad artística y con tintas pigmentadas que son estables a la luz y con una longevidad mínima garantizada de más de 75 años. Con papeles Hahnemühle naturales, 100% algodón y libres de ácido que garantizan la permanencia y proporcionan un acabado inmejorable.

Certificado de autenticidad

Todas las impresiones de las obras de Fifty Dots están numeradas, pertenecen a series de edición limitada y vienen acompañadas de un certificado de autenticidad, con expreso consentimiento del autor.

Certificado de autenticidad de FiftyDots