Barcelona Paper Gallery

  • DEL 26 DE ABR AL 26 DE MAYO

¿EN QUÉ CONSISTE EL BARCELONA PAPEL GALLERY?

El Barcelona Papel Gallery es un acontecimiento artístico y cultural que tiene lugar, originariamente, en Barcelona. Su objetivo es acercar el arte a todas las personas, mediante la puesta en valor de la figura de las galerías de arte, como intermediarias entre sus creadores y los ciudadanos, y principales responsables de la circulación de obras de arte en la sociedad.

Para vivir el Barcelona Papel Gallery debe completar un recorrido por las principales galerías de arte y centros culturales de Barcelona sellando cada una de las visitas en el “pasaporte del arte”.

Como puedo adquirir mi pasaporte?

El visitante puede adquirir gratuitamente en cualquiera de los espacios participantes el pasaporte, donde encontrará la información básica de las exposiciones. Además, este pasaporte es necesario para obtener cada uno de los 10 sellos de las galerías de arte, para poder participar en el sorteo de un grabado de Josep Guinovart. Jueves, 31 de mayo de 2018, se celebrará el sorteo entre todos los pasaportes completos.

Galerías participantes:

1. A34
2. Clavell & Morgades
3. Galeria Eude
4. Fifty Dots
5. Gothsland Galeria d’ Art
6. Palau Antiguitats
7. Art Petritxol – Héctor Albericio 8. Marcs Petritxol
9. Artur Ramon Art
10. Olga de Sandoval

 

BARCELONA PAPEL GALLERY ASUME UN PAPEL MÁS PLURAL Y SOLIDARIO

La quinta edición del Barcelona Papel Gallery reivindica su consolidación en el panorama artístico mostrando su vertiente más solidaria con un objetivo clave: unificar diferentes sectores en beneficio de la mejora de la sociedad.
Conservando la esencia de esta iniciativa, este año participan 10 galerías de arte de prestigio de la ciudad de Barcelona que mostrarán durante un mes, del 26 de abril al 26 de mayo diversas exposiciones centradas en el uso del papel como principal soporte artístico.

Sin embargo, se rinde homenaje a Josep Guinovart, celebrando la conmemoración del décimo aniversario de la muerte del artista, sumándose así a los actos que se llevarán a cabo durante este 2018-2019 del Año Guinovart, comisariado por Àlex Susanna.

Así pues, en el marco de esta iniciativa se han programado una serie de acciones solidarias para la recaudación de fondos para la Cruz Roja en Cataluña, entidad que recibió donativos del artista y que ha estado siempre muy ligada al panorama artístico y cultural de Cataluña. La recaudación de fondos que se llevará a cabo por diferentes vías irá destinado a proyectos para ayudar a salir del círculo de la cronificación de la pobreza.

Transeuntes

¿Qué huella nos dejan las vivencias que hemos vivido a lo largo de nuestro devenir? Como estas se reflejan allí donde vamos, donde ponemos la mirada? Experiencias que nos marcan, que esculpen nuestro ser. Cinco artistas nos relatan, cada uno de ellos fiel a su estilo y narrativa, el transcurso de un viaje que es a la vez geográfico e introspectivo. Pequeñas odiseas personales que transforman la concepción y percepción que tenemos del mundo, un mundo que sigue su curso, impasible de nuestra metamorfosis interior. Inconsciente como es de nuestro deambular, de nuestro caminar, porque para él sólo estamos de paso, porque para él sólo somos transeúntes.

ISRAEL ARIÑO. “CRÓNICAS DE UN DESEMBARCO”Israel Ariño

Un pequeño relato llega a mis oídos y me lleva a Maderuelo, Castilla. El viaje como excusa para significar experiencias, disponer diversos tiempos, físicos, metafóricos e imaginarios y para componerlos como territorio reflexivo, vital. El viaje sugiere frontera, ese umbral donde presente, pasado y futuro componen el proceso creativo construido desde un ente interno y que se manifiesta en el paisaje. La serie ilustra el tránsito de la propia vivencia, a través de esos espacios poéticos donde lo insólito tiene lugar, donde la fotografía escapa de todo control, donde ningún efecto puede calcularse. Y lo hace a través de un viaje sin rumbo fijo, en constante búsqueda, dejándose arrastrar por el mareo de la experiencia, del desplazamiento, y en definitiva, por el deseo de construir una imagen del mundo en la que se manifieste su propia presencia.

 

IRENE CRUZ. “BJÖRK”

Esta serie surge, durante un viaje a Suecia, al descubrir un tipo de árbol típico de los bosques escandinavos llamado “Björk”. Al crecer, la corteza se va agrietando, creando unas cicatrices que representan su historia. El proyecto es un símil poético y visual entre sus cicatrices y las de mi propio cuerpo. Es un cuento narrado con emociones que nos hablan de la vulnerabilidad a la que nos prestamos como voluntarios en determinadas circunstancias. Una fragilidad que no solo conlleva valentía, sino también entrega, y con ello la necesidad de exponernos sin muros ni defensas.

 

 

BERNAT GARCÍA. “EL CAMINO”

En Camino de Santiago, Bernat García Chamorro nos muestra una serie de fotografías tomadas en su recorrido, a pie, entre Saint Jean Pied de Port y León. El autor se mantiene fiel a su estilo en unas imágenes que buscan la máxima sencillez como base de su propio lenguaje artístico. Las fotografías de Bernat están pobladas por presencias invisibles al ojo humano, cuya forma etérea capta con su cámara con austeridad y simplicidad. Cada imagen dispone de una carga mística que no sólo rodea a los paisajes y espacios sino que se convierte en el discurso argumental de su obra.

 

DANI GARCÍA SARABIA. “USA´90”

En un Road Trip a finales de los 90, Dani García retrata su paso por Estados Unidos a través de su particular mirada, con una clara influencia de la estética norteamericana. En sus imágenes se respira una nostalgia hacia un modo de vida que nos han vendido profusamente en medios como el cine, la televisión, la música o la fotografía. El proyecto muestra una idea romántica preconcebida y su contraste con la realidad encontrada.

CÉSAR ORDÓÑEZ. “TADAIMA”

2002. Japón. Una cámara Lomo. Un largo viaje. Me voy a casar. Todo es diferente, mágico. A veces las formas se difuminan. Como si estuviera en medio de un sueño. Tadaima.

Tadaima es la primera palabra que pronuncié en un texto -todo en japonés- en mi boda. Significaba “ahora mismo”. Y también es la palabra con la que los japoneses se saludan al regresar al hogar. Tadaima.